Cómo hacer suero fisiológico

suero fisiologico

El suero fisiológico es una disolución empleada a la hora de desinfectar heridas como cortes en la piel, eliminar mucosidades, lavar ojos…

No tiene contraindicación alguna – vamos, que no tiene ningún riesgo – y, por tanto, puede usarse tanto en adultos como en niños y bebés.

Lo mejor de todo, es que puede hacerse fácil y rápidamente, desde la cocina de casa.

Cómo hacer suero fisiológico

Ingredientes

  • 250 mililitros de agua potable (si es embotellada, cuanto más débil sea su mineralización, mejor)
  • 1 cucharada pequeña de sal marina

Preparación

1. En una cazuela, pon a hervir el agua durante 4 o 5 minutos para esterilizar el líquido elemento.

2. Deja enfriar el agua.

3. Una vez se haya enfriado, agrega la sal al agua, y remueve bien hasta obtener una mezcla homogénea.

4. Guarda el suero fisiológico casero en recipientes o pipetas especiales.

Cabe destacar que para realizar tu propio suero fisiológico, todos los utensilios han de ser debidamente desinfectados. Por otra parte, la vida útil del suero fisiológico es de 48 horas, por lo que, transcurrido ese tiempo, tendremos que hacer más.

Si en lugar de crearlo prefieres comprarlo, este es muy bueno tanto para ojos (importante señalar que puede acentuar la sequedad) como para nariz, y también es ideal para la higiene del bebé. En formato monodosis (60) con un acertado cierre muy seguro, a un precio muy competente. Perfecto para tenerlo a mano.

3 Comentarios
  1. enero 20, 2016
  2. agosto 5, 2016
  3. octubre 2, 2019

Responder a Burgos Omar Alberto Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.