¿Qué son las petequias?

Las petequias son unas minúsculas manchas rojas que aparecen en la piel. Dicho de otro modo, son acumulaciones sanguíneas bajo la piel, causadas cuando se desborda una pequeña parte de glóbulos rojos en el momento que se deteriora un capilar.

Una petequia tiene el tamaño de la punta de un alfiler, y por norma general, el color rojo. No obstante, su color se va modificando con el paso del tiempo; a negro, violeta o amarillo, debido a las variaciones químicas de nuestra sangre.

Petequias: Por qué aparecen

Estos hematomas pueden aparecer por diversos motivos. El más común es la fragilidad de nuestros capilares, sin embargo, puede manifestarse mediante picaduras de cualquier insecto o golpes cutáneos, ya que nuestras venas padecen un traumatismo que produce un corte, provocando que se genere un poco de sangre.

Otra razón por la cual las petequias surgen en nuestra epidermis es sufrir enfermedades como la leucemia, o cualquier otra patología que esté relacionada con un virus que perjudique a la coagulación de nuestra sangre.

Otros síntomas

  • petequiasFalta de vitaminas
  • Tratamientos médicos como la quimioterapia
  • Intoxicación alimenticia
  • Fármacos como las aspirinas, esteroides o anticoagulantes
  • Dar a luz
  • Petequia senil causada por la vejez

 

Petequias: Cómo se tratan

Las petequias son una patología que no persiste con el paso del tiempo si se localizan en fases muy tempranas. De todas maneras, si estas aparecen de repente, es un indicio de que la sangre no coagula debidamente.

En primer lugar es aconsejable ponerse en manos de un especialista para que nos asesore con el fin de tratar la enfermedad de manera eficiente.

Por norma general es recomendable cuidar la piel, evitando a toda costa cualquier tipo de golpe, con el fin de que no se deteriore aún más. Si es un corte o arañazo, podemos presionar la zona para impedir que vuelva a sangrar.

Prevenir las manchas rojas en la piel

Para prevenir este tipo de manchas rojas en la piel, también podemos optar por una dieta con alimentos ricos en vitamina B,C,E y K.

Estás últimas favorecen a una mejor coagulación sanguínea, y nos lo podemos encontrar en alimentos como los espárragos (80 mg por cada 100 gr), la zanahoria (13 mg por cada 100 gr), el cebollino (207 mg por cada 100 gr), el apio (29 mg por cada 100 gr), o el aceite de soja (184 mg por cada 100 gr).

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *