¿Qué es mejor? I

Hoy comienzo una serie de artículos titulados “¿Qué es mejor?” donde podrás conocer qué es mejor; hacer ejercicio por la noche o por la mañana, tomar leche con calcio o con omega 3, ducharse o bañarse antes de ir a dormir… estas son las tres dudas que planteo hoy, ¿te animas a descubrir lo correcto?.

¿Hacer ejercicio por la noche o por la mañana?

Para perder peso (he aquí unos cuantos consejos para ello), por la mañana. Si bien el hecho de ejercitar tu cuerpo es un acto positivo se realice cuando se realice, por la mañana es más efectivo.

Cada vez que haces ejercicio, tu cuerpo pone en marcha un proceso metabólico por el cual empieza a quemar grasas de las que obtiene la energía que necesita para ejercitarse. Esta quema es la que produce el adelgazamiento, sin embargo, dicho proceso no se activa desde el principio, sino que comienza a los diez minutos de haber iniciado el ejercicio y se hace plenamente efectivo a partir de los 20. La quema de grasas se prolonga durante varias horas tras el entrenamiento. Esa es la razón por la que se recomienda hacerlo a primera hora, porque te cargas de energía, activas tu circulación, y el proceso de quema de grasas se mantiene activo más horas.

¿Tomar leche con calcio o con omega 3?

Leche con omega 3 dado en ella se sustituye el colesterol y la grasa saturada característica de la clásica leche de vaca, por las grasas poliinsaturadas de los ácidos omega 3. Esto le otorga un gran beneficio cardiovascular propio de este tipo de ácidos. Diversos especialistas afirman que añadir a nuestra alimentación diaria leche desnatada enriquecida con calcio tiene muy poco sentido, ya que la leche desnatada en sí misma ya presenta mayor concentración de calcio que la leche normal.

¿Ducharse o bañarse antes de irte a la cama?

Lo correcto es un baño a temperatura adecuada, para que te vayas a la cama totalmente relajado/a. Y es que al sumergir tu cuerpo en una bañera logras un efecto de flotación capaz de relajarte prácticamente al instante, por lo que es mejor antes de dormir y disfrutar de un mejor descanso.

El agua actúa como una caricia relajando el sistema nervioso y la circulación de la sangre. También disminuye el tono muscular y reduce por tanto la tensión mental. Lo ideal es que esté en torno a los 37 grados; más caliente puede causar fatiga y más fría resecará tu piel.

Una respuesta
  1. April 8, 2014

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *