¿Qué es la onicomicosis?

Ya han pasado varios meses desde la última vez que actualicé la sección “¿Qué es?” de este blog. Hoy quiero volver a hacerlo para contarte todo cuanto necesitas saber sobre la onicomicosis, que habitualmente es sinónimo de tener hongos en las uñas de los pies. Y es que no es otra cosa que una infección frecuente producida por hongos (del tipo dermatofitos), que afecta principalmente a estas últimas y suele empezar en uno de los dedos gordos del pie, pudiendo extenderse o no al resto con el paso del tiempo.

onicomicosisA menudo va acompañada del pie de atleta, enfermedad que también está producida por hongos, aunque no del mismo tipo. Es común en deportistas y personas con diabetes, pero puede afectar a cualquier persona.

Causas de la onicomicosis

Como indiqué al inicio, los hongos del tipo dermatofitos – capaces de invadir las estructuras de la piel queratinizadas (como el pelo o las uñas) – son los responsables de la aparición de la onicomicosis. Principalmente es el Trichophyton rubrum el que provoca la infección, aunque también puede hacerlo la Cándida albicans (que causa el pie de atleta y no es un hongo dermatofito).

“¿Y cómo se transmiten estos hongos?” – te estarás preguntando. Lo hacen por contacto directo; conviven contigo sin producir infección, hasta que ciertos factores la propician (el envejecimiento, mantener el pie húmedo, tener familiares con onicomicosis…). Por eso mencionaba antes que es común en deportistas (sobre todo en nadadores). Sufrir otras enfermedades de la piel, la diabetes (que afecta negativamente a las defensas inmunológicas de tu cuerpo) y la quimiterapia, son otros de los principales factores que favorecen la onicomicosis.

¿Cuáles son los síntomas de la onicomicosis?

No suele producir molestias salvo algún dolor leve, que puede llegar a hacerse crónico si la afectación es extensa. El principal problema que causa la onicomicosis es estético: las uñas adquieren normalmente grosor y un color amarillo o marrón bastante desagradable. También puede tornarse blanca, curva y/o cuarteada, de manera que fácilmente se pueda deshacer en fragmentos.

Tratamiento de la onicomicosis

Si observas cambios de color o de forma de tu uña, has de acudir a tu médico de inmediato. Es importante detectarla y tratarla cuanto antes, sin embargo, al ser un problema de salud que no causa grandes molestias en un principio, no es fácil diagnosticarla rápidamente.

En la actualidad existen varias formas de tratarla, siendo los fármacos antifúngicos por vía oral la principal opción. También se realiza habitualmente la ablación completa de la uña, por métodos químicos o quirúrgicos. Desde luego, cuanto antes se inicie el tratamiento, mejores resultados se obtendrán.

Cómo prevenir la onicomicosis

¿Si se puede prevenir? ¡Claro! Mantener el pie seco y aireado es esencial para ello, así como también es recomendable la utilización de los polvos de talco en el calzado que más se use. Evidentemente compartir calzado con familiares o amigos no es nada recomendable, pues alguno de ellos podría tener onicomicosis sin haber sido detectada.

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *