Qué son los ganglios linfáticos y dónde aparecen

Hoy escribimos sobre uno de los problemas de salud que más suelen preocupar a los padres, y este no es otro que el notar que su bebé tiene los ganglios inflamados o hinchados.

Esto es algo que pasa a menudo, y aunque ellos son conscientes, se alarman y comienza a cundir el pánico. Pero tranquilo/a, si estás aquí porque tu niño/a tiene este problema, no te preocupes, te contamos qué son y dónde suelen aparecer.

Has de saber que este problema no debe preocuparte en absoluto, pues no es más que un mecanismo totalmente natural del organismo, con el cual se defiende de las agresiones que provocan las infecciones.

Los ganglios linfáticos son órganos del sistema inmunitario, formados por numerosas glándulas que habitan conectadas entre sí, unidas por una densa red de vasos que discurre junto a las venas, de forma paralela (sistema linfático).

Estas glándulas no solo se encuentran bajo la boca, como muchas personas pueden pensar, de lo contrario, están distribuidas por grupos en varias partes de nuestro cuerpo, y constituyen grandes barreras defensivas.

Dónde aparecen los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos suelen aparecer en:

  • La nuca: La inflamación en esta zona suele deberse a infecciones del cuero cabelludo, traumas en la cabeza o a la rubéola.
  • Tras las orejas: El hecho de que aparezcan en esta parte del cuerpo puede hacer referencia a dos cosas; una infección de los oídos (otitis), o una infección de las amígdalas (amigdalitis aguda). Estas últimas aparecen voluminosas y recubiertas por placas de pus. Además, en algunos casos es difícil reconocerla porque puede llegar a confundirse con la parotiditis, conocida más comúnmente como paperas.
  • En la ingle: Cuando la hinchazón tiene lugar en la ingle suele deberse a una inflamación de los genitales, aunque su causa también puede ser una infección por una herida en la pierna o el pie.
  • Debajo de la mandíbula: A causa de una caries dental o una estomatitis, o lo que es lo mismo, una infección en la boca.
  • Bajo de las axilas: Por último, los ganglios linfáticos pueden inflamarse también a causa de una herida producida en el brazo o el pecho.
2 Comentarios
  1. January 17, 2013
  2. August 31, 2013

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *