10 claves para mantener la ilusión en tu vida

Mucho tiempo ha pasado desde me senté a escribir un artículo para la categoría “Salud mental“. Hoy la retomo para ayudarte a mantener la ilusión, y es que como dice el refrán, “más vale tarde que nunca”.

A veces conviene reflexionar y plantearse preguntas como las siguientes: ¿Vives tu vida con intensidad, o como si fueses un robot? ¿Lo haces a gusto, o sientes que vives a medias?. Conforme están las cosas, es muy probable que ambas cuestiones las responda su parte final. Pero tranquilo/a, vengo dispuesta a ayudarte.

bailar bajo la lluvia

Tanto tu vida social y familiar como tu trabajo, y otros tantos aspectos, requiere una cuota importante de entusiasmo.

Hay quien piensa que lo primordial para que las cosas salgan como uno/a quiere, es el dinero, sin embargo, la realidad es distinta (teniendo claro que, obviamente, ayuda).

La dosis de ilusión que le pongas a tu vida importa mucho más de lo que crees. De ella depende realmente tu felicidad.

Que tu energía no decaiga

El aporte de energía vital ha de ser mayor que el desgaste emocional, ¡siempre!. La energía se agota y debes restaurarla con distintos hábitos como un buen descanso (duerme de noche, jamás de día ya que la luz te afectará negativamente), pensar de manera positiva, llevar una alimentación adecuada…

Siempre positivo/a

No pongas en duda que tus sueños pueden hacerse realidad. Piensa en positivo y haz las cosas con ganas, visualizando tu meta. Eso sí, para ello debes trabajar duro, no esperes que las cosas lleguen de forma mágica.

Deja que te recuerden todo lo que vales

A veces es bueno que esas personas que tanto te quieren, recuerden y refuercen tus virtudes.

Cuídate por dentro

Lee artículos o libros de autoayuda y escucha esa música que tanta paz y esperanza te inspira. Deja a un lado la televisión y esos programas que no aportan nada a tu mente.

Soluciona tus problemas

No ganarás nada acumulando en tu mente asuntos sin solucionar. Afronta cada uno de los problemas como si fuera lo más importante en tu vida, porque tarde o temprano te afectarán de manera negativa psicológica y físicamente.

Nutre tu entusiasmo

La música, el cine, escuchar el sonido que genera la lluvia al caer, añadir nuevas prendas a tu ordenado armario, salir de la rutina emprendiendo un pequeño viaje… Sean cuales sean las actividades que te llenen de entusiasmo, tenlas presentes en tu vida.

Sonríe

sonreir

Sonreír te hará confiar más en ti y en tus posibilidades, así como también te ayudará a llevar a cabo algunas de las cosas mencionadas anteriormente (necesarias para mantener la ilusión en tu día a día), como el dormir y descansar mejor.

Pequeños retos

Que en tu próxima conversación no haya un solo grito, que en lo próximo que tengas que hacer destaques…  Señala pasos concretos para el presente inmediato, y vive cada día como si fuese el último, aprovechando hasta el más mínimo detalle de él.

Las comparaciones son odiosas

Jamás te compares con nadie. Sé tu mismo/a, único/a y especial, con tus éxitos y tus fracasos, tus virtudes y tus defectos. Si te quieres y te aceptas tal y como eres, te será más fácil afrontar la vida (con sus buenos y malos momentos) con entusiasmo y esperanza.

Y nunca, nunca, nunca, dejes de luchar

Si te caes, te levantas, con más fuerza si cabe. El paso de los años nos obliga a aprender de cada error, cargar con ellos y continuar adelante. Luchando generarás una energía que te hará sentir vivo/a e ilusionado/a por aquello que hagas. Pase lo que pase, no dejes de hacerlo, porque no merece la pena.

4 Comentarios
  1. February 16, 2014
  2. February 16, 2014
  3. February 27, 2014
  4. April 12, 2014

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *