Cómo acabar con el mal aliento

El mal aliento no es únicamente un problema de higiene, a veces va más allá y tras él se oculta una enfermedad. Es importante acudir al médico para que realice su diagnóstico, en caso de sufrirlo de forma persistente o habitual.

El 90% de las halitosis tienen su origen en afecciones bucales (sobre todo por mal acostumbrar a nuestra boca a una mala higiene diaria), pero también puede darse a causa de los siguientes trastornos: sinusitis, diabetes, problemas del riñón, afecciones del hígado, e incluso obstrucción intestinal.

eliminar mal alientoPara saber si tienes mal aliento, puedes poner un pañuelo sobre tu boca, soplar y olerlo, así como ahuecar tus manos, y exhalar largamente en el hueco de las mismas, u oler un hilo dental después de pasarlo entre los dientes.

Cómo eliminar el mal aliento

mal alientoSi el mal aliento no deriva de una patología, cualquiera de las siguientes medidas te ayudarán a acabar con él, ¡toma nota! ¡Ah, y antes que nada, no olvides acudir al dentista para descartar caries, sarro o placa bacteriana!

  • Probablemente te estés preguntando desde un inicio qué hace una chica mordiendo una manzana en la imagen que da lugar a este artículo. Resulta que hay frutas como la manzana (rica en clorofila) que limpia y refresca la cavidad bucal. También es bueno masticar unas hojas de menta.
  • Evita por todos los medios alimentos ricos en azufre como pueden ser las coles, las naranjas, la piña o el vinagre; tras ser metabolizados por el cuerpo pueden provocar mal aliento. Además, los tres últimos son capaces de “fabricar más bacterias en tu boca”, ya que cambian el pH de la misma.
  • Cepilla tus dientes y la lengua tres veces al día con pasta fluorada (para prevenir la caries, pues el 80% de los casos de halitosis se deben a éstas).
  • Usa seda o hilo dental y algún colutorio antiséptico una vez al día.
  • Mastica chicles sin azúcar de cuando en cuando.
  • Acostumbra a llevar a mano caramelos de menta, son muy eficientes contra el mal aliento.

Y unos cuantos remedios caseros para concluir con el artículo:

  • Comer, en ayunas, un melocotón de carne amarilla.
  • Preparar dos tazas de agua  hervidas con unas cuantas ramitas de perejil con un par de clavos de olor enteros, para crear un enjuague que será utilizado varias veces al día.
  • Otro enjuague bucal ideal para combatir el mal aliento es el compuesto por una cucharada de bicarbonato de soda en dos onzas de agua.

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *