4 cosas cotidianas que dificultan una erección

La erección (que viene del latín erectio, acción de erguir o erigir) es el endurecimiento de ciertas partes de nuestro cuerpo como el clítoris o los pezones. A continuación os arrojo algo de luz sobre cosas que pueden dificultar la erección masculina. ¿Preparados para saber de qué se tratan?

vitamina dNecesitar vitamina D

Si  a un hombre le falta vitamina D, su libido cae a límites inimaginables. Según un estudio publicado por la revista Clinical Endocrinology, los autores de esta investigación han llegado a la conclusión que la cantidad necesaria de testosterona es de 30 nanogramos de vitamina D por mililitro de sangre.

Por norma general  estos niveles se alcanzan durante el verano, especialmente durante el mes de agosto, cuando pasamos más horas al sol y podemos adquirir más vitamina D.

Consumir demasiada soja

Si consumes demasiada soja tus erecciones peligran. Así lo ha hecho saber la Universidad de Harvard en un estudio publicado en la revista Nutrition. Para llegar a esta conclusión, presentaron el caso de un joven vegetariano que abusaba de la soja en su dieta.

Según las pruebas realizadas, su consumo excesivo había disminuido sus niveles de testosterona en sangre. Tras dejar el consumo de soja, sus niveles se normalizaron pasado un año.

mujer llorandoVer llorar a una mujer

Nuestras lágrimas son distintas cuando lloramos de alegría o tristeza. Esto es debido a que existen las denominadas lágrimas emocionales, que contienen hormonas como la leucina o la prolactina.

Science dio a conocer que este tipo de hormonas pueden afectar en la testosterona masculina, pues las lágrimas femeninas reducen el deseo en los hombres a nivel cerebral.

Montar en bicicleta

Según un estudio de la Escuela de Medicina  de Harvard, montar en bicicleta más de tres horas a la semana aumenta el riesgo de padecer disfunción eréctil.

Estar sentados en el sillín durante largos periodos de tiempo origina una presión en  la zona del perineo – situada entre los glúteos y los genitales – dañando los nervios e interrumpiendo el flujo de sangre hacia el pene.

Si queremos evitar este problema sólo nos basta usar pantalones con almohadillas y un sillín adecuado. Así podremos seguir disfrutando del placer del ciclismo sin ningún tipo de riesgo.

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *