20 claves para disfrutar del verano sin ganar ni un kilo

Hoy en eslaSalud, te brindo veinte consejos para disfrutar del verano sin engordar absolutamente nada, llenándote más sin que te pese. Porque esta estación del año, quieras o no, es la que más agradecerás mirarte al espejo y verte estupendamente.

verano-comida1. Di adiós a las malas costumbres

¿Que cómo puedes saber cuáles son? Anota en una libreta los alimentos que más repites, las veces que los tomas a la semana y las formas de prepararlos. Repasa detalladamente y proponte una propuesta menos calórica, ¡seguro que la hay!

2.  Desayuna bien, así te levantes tarde

El desayuno es la comida más importante del día, haga frío o calor.

3. Bebe agua fría

Bebiendo agua fría (no helada, ya que perjudica a tu garganta) obligas a tu cuerpo a quemar más calorías; pues tiene que hacer un esfuerzo para calentarla.

4. Una manzana antes de comer

Tomando una manzana, una infusión o agua antes de comer, te sentirás más saciada/o y evitarás ingerir alimentos de forma ansiosa.

5. Come más, pero menos cantidad

Saltándote comidas no adelgazarás; a la larga el efecto será el contrario ya que el metabolismo reacciona ante la falta de nutrientes y utiliza menos calorías para funcionar y ahorrar energía. Comer más veces en cantidades más pequeñas te hará sentirte llena/o durante todo el día, lo cual evitará que a deshoras atraques tu despensa o refrigerador.

6. Si tomas alcohol, que sea con agua

Si no lo tomas mucho mejor, pero en caso de hacerlo, ten a mano también un vaso o copa de agua y alterna sorbos de una y otra bebida para sentirte más llena/o y no beber tanto alcohol, que te aporta tantas calorías como algunos alimentos. Esto también puede aplicarse a bebidas gaseosas, energéticas…

7. Purés y caldos calientes para cenar

Aprovecha que dejan el estómago más lleno y saciado que los platos fríos, y elige este tipo de comidas tanto para cenar, como para frenar tu ansiedad por comer a media mañana o tarde, por más que apetezca más matar el gusanillo con algo dulce en esas horas.

8. Come verdura a diario

Haciéndolo no solo evitarás acompañar los platos con alimentos más grasos, sino que estarás cumpliendo una de las normas básicas para mantenerse sano, e incluso más joven por la cantidad de antioxidantes que te aportan.

9. El aceite, con difusor

Utilizando un difusor a la hora de echar el aceite en tus ensaladas, necesitarás menos cantidad para que llegue a todos los alimentos. Recuerda que de verterlo con una cuchara, no has de sobrepasar las tres al día.

10. Niégate a comer platos preparados, precocinados y conservas

Siempre te van a aportar más calorías que los elaborados por ti misma/o. Además, por su contenido en sal, te hará retener líquidos, aumentando tu volumen corporal.

11. Café, té e infusiones, sin azúcar

Ya te lo advertí en este otro artículo sobre los inconvenientes de comer azúcar. Evita también productos como la miel, que aportan también muchísimas calorías. Si te cuesta prescindir de ella, echa mano de algún edulcorante.

12. Utiliza más el horno

¿Sabías que hasta unas croquetas pueden hacerse al horno, sin apenas aceite? Ése práctico electrodoméstico, junto con los cocinados al vapor, en papillote o hervidos dan como resultado un alimento sabroso con la mitad de grasas y muchas menos calorías.

13. Come por hambre, no por ansiedad

En tantas ocasiones se come por aburrimiento… si crees que vas a ingerir cualquier alimento por este u otro motivo similar, mastica un chicle o bebe dos vasos de agua y listo.

14. Elige carnes blancas

Por ejemplo, el pollo o el pavo. Las rojas tienen más calorías y menos saludables por el tipo de grasa que tienen.

15. Si te sobra comida…

Abstente de comer más en ese momento y piensa qué puedes preparar junto a ello el día siguiente.

16. Si comes fuera…

Procura alejarte de autoservicios o restaurantes con barra libre, ya que son lugares que incitan a comer más. Pide la carta, no el menú, y elige aquello que este hecho a la parrilla o asado. Si de postre no te resistes a un dulce, pide un flan, natillas o un sorbete, nada de pasteles, tartas o helados.

17. Más pescado que carne

Come pescado varias veces a la semana, ya que la mayoría de ellos tienen la misma cantidad de proteínas y nutrientes que la carne, pero son más ligeros.

18. Haz la lista de la compra

Apunta siempre aquello que necesites para evitar entretenerte mirando otros productos; ve directa/o hacia los productos que vayas a comprar.

19. No comas mientras haces otras cosas

En alguna que otra ocasión ya lo he mencionado; si comes sin ver la televisión o leer tus conversaciones de móvil, mejor, dado que ocupando tu mente en otra cosa no serás consciente de todo lo que ingieres, y/o lo harás más rápido.

20. Llena los platos en la cocina…

…y come únicamente lo que tu cuerpo necesite. No comas por inercia o por imitar a los demás.

2 Comentarios
  1. April 13, 2014
  2. April 16, 2014

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *