10 consejos para reducir el riesgo de cáncer de piel

La exposición excesiva a la radiación ultravioleta, cuya principal fuente es la luz solar, es la causa principal del cáncer de piel. El no melanoma es el tipo más común, y la forma más conocida de prevenirlo es aplicar la loción solar que corresponda, y mantenerse a la sombra el máximo tiempo posible.

A continuación os dejo con 10 consejos para reducir el riesgo de cáncer de piel.

1. Aplica protector solar todos los días, incluso si el día está nublado, pues incluso en esta condición atmosférica los rayos de sol alcanzan tu piel.

2. Acostumbra a utilizar accesorios que cubran parte de tu rostro como pueden ser las gorras o las gafas de sol, sobre todo en esa franja horaria donde los rayos del sol pegan más fuertes (de doce a tres de medio día, apróximadamente).

3. Consume alimentos como la zanahoria, la calabaza, el albaricoque o el perejil. Son ricos en betacarotenos, y protegen la piel del daño solar. Y si aumentas también la dosis de vitamina E con almendras, pipas, o aceite de girasol, mucho mejor también.

4. Superficies reflectantes como la arena, el agua o la nieve reflejan los rayos del sol e intensifican su daño. Tenlo en cuenta y cubre todo tu cuerpo con crema, pues en ellas aumenta la posibilidad de que en tu piel aparezcan quemaduras.

5. Un autobronceado no actúa del mismo modo que un protector solar. Usarlos en casa no te exime de utilizar estos últimos al salir a la calle.

6. Revisa tu piel a menudo, tras una de cada tres duchas, por ejemplo, con el fin de detectar signos de cáncer de piel como manchas o lunares, así como si cambian de forma o color.

7. ¡Cuidado con los rayos UVA! No abuses del uso de las cabinas solares; no es para nada recomendable y favorece la aparición de tumores cutáneos, además de provocar un envejecimiento prematuro.

8. Si quieres ponerte moreno/a, toma el sol progresivamente, es decir, que en lugar de hacerlo de forma brusca, lo hagas poco a poco.

9. Ten en cuenta que una camiseta mojada apenas te protege del sol, al contrario que un pantalón largo holgado, fabricado con una tela de tejido cerrado. Hoy día, muchas prendas vienen con información sobre su factor de protección ultravioleta.

10. Tras aplicar el protector solar, recuerda renovar la aplicación cada hora y media, y también tras cada baño.

Una respuesta
  1. October 17, 2013

¡Comenta!

Your email address will not be published. Required fields are marked *